Equilibrio espiritual: OM MANI PADME HUM

En mi búsqueda incansable acerca de todo lo desconocido, llegué (no por casualidad) si no después de mucho mirar y comparar. A una serie de videos que me hicieron dejar de pensar que los mantras eran  una “chorrada” y que tampoco eran un bien reservado a unos pocos.

Los videos en cuestión eran de un monje budista muy preocupado por la situación de su país, Tíbet. Contaba malas experiencias de compatriotas y de lo injusto que parecía todo. Sin embargo, siempre mantenía un semblante tranquilo, una sonrisa eterna y una forma de hablar correcta y objetiva. Entonces, a pesar de la dureza del tema, decidí buscar más videos de este hombre y en varios de ellos enseñaba y recitaba (más bien cantaba) mantras. De una manera sencillísima comprendí que realmente se trataba de frases repetitivas para distraer a la mente, mientras por otro lado, y de manera subliminal, calmas la mente por ejemplo. Ese mismo día lo puse en práctica. “Debes recitar el mantra Om mani padme hum cuando sientas ira, rabia, te sientas fuera de control. En lugar de salir detrás de alguien gritando las mil maldades, retírate un momento a un lugar tranquilo y ommanipadmehum ommanipadmehum ommanipadmehum, no importa las veces, hasta que te calmes.” Decía el monje. No era eso lo que había oído en otras ocasiones, si no más bien de una meditación continua en el tiempo, todos los días, pausada, relajada…

Pues ¿sabéis que? Me funcionó. Ese mismo día me tome con un indeseable compañero que no había realizado su parte del trabajo y como siempre iba a reprocharle, pero me fui para la fotocopiadora y ommanipadmehum ommanipadmehum ommanipadmehum sin pensar en nada más. Cuando volví seguía yo con mi mantra interior, y a los pocos minutos, sin decir nada, sin haberme enfadado, este compañero comenzó a hacer lo que debía haber hecho.

Tras este episodio, pensé, que en verdad nada, absolutamente nada habría cambiado el haberme enfadado, o explotado con ese individuo. Así que gané en salud. Estuve mucho más tranquila y el día finalmente no fue tan mal.

Desde entonces canto todas las mañanas este mantra 108 veces, por hacer las cosas como las hacen lo que verdaderamente saben del tema. Me pongo música y videos que lo recitan y lo cantan muy bien. Y así estoy lista para empezar la mañana.

No es el único que recito. Hablaré de los siguientes y sus efectos en mí en los siguientes post.

  1. Podrías compartir algunos enlaces con videos de mantras así como uno que repirá este, del que has hablado hoy!

    Le gusta a 1 persona

    Responder

    1. carolfeyser 29 Feb 2016 en 15:24

      Ok, lo haré Paz.

      Le gusta a 1 persona

      Responder

  2. carolfeyser 29 Feb 2016 en 17:34

    Reblogueó esto en EquiliBlogy comentado:

    Ahora con el video de la versión que más me gusta de este mantra. Espero os guste

    Me gusta

    Responder

  3. […] práctica desde el mismo día. Uno de ellos ya lo comenté en uno de mis post, y es el valiosísimo OM MANI PADME HUM, que como dije me calma la mente en estados alterados y hace que me aleje de la espiral de […]

    Me gusta

    Responder

    1. Ups no apareció el enlace… Lo vuelvo a poner….https://youtu.be/6pAZH23YSyU

      Me gusta

      Responder

  4. Dejo esta explicación del dalai lama sobre la utilidad de este mantra… En concreto… A mi especialmente es el que más me gusta

    Le gusta a 1 persona

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: