La existencia de un ser superior

¿Quién no necesita un milagro? Yo por lo menos necesitaría uno. Pero surge una idea en mi cabeza. ¿Los milagros existen? A lo cual le sigue la pregunta, ¿Si existen los milagros quien los concede? ¿Dios? ¿Seres superiores? ¿O se trata solo de azar?

Anuncios

En mi opinión personal me inclino a pensar que no existen los milagros, si pienso con la cabeza. Pero si pienso con el corazón, (entiendo como “pensar con el corazón” aquello que hace que mis emociones se estabilicen y me sienta feliz y segura) el corazón me dice que sí, existen seres superiores y sí, conceden milagros.

Sin embargo el otro día vi un documental sobre un experimento en el que se debatía la necesidad del ser humano de la figura de un ser superior para hacer el bien. Es decir, si no existe un ser superior no nos vemos obligados a “hacer el bien” y aún menos si no existe recompensa.

El experimento se llevó a cabo con niños de 6 a 7 años. A un  grupo de niños se les dio una serie de normas. Tenían una diana a la que tenían que tirar tres pelotas que quedaban pegadas. Pero lo tenían que hacer de espaldas y además nunca traspasar un linea. Habría un regalo muy bueno para la mejor tirada. Pero se les iba a dejar solos en una habitación para que hicieran la tirada, aparentemente sin observadores. Los niños creían entonces que estaban solos cuando hacían las tiradas.

En otro grupo similar al primero, se les dio las mismas normas, pero se le presentó una persona invisible, un hada, que estaba sentada en una silla en un rincón de la clase. Y que estaría “presente” durante sus tiradas.

Realmente los dos grupos estaban siendo vigilados por una cámara oculta por el grupo de investigación.

El resultado era de esperar. El primer grupo tuvo un porcentaje muy alto de niños que, al no sentirse observados, hicieron trampas y pusieron directamente su pelota en la puntuación más alta. Mientras en el segundo grupo, ningún niño observado por el hada, se atrevió a hacerlo. La polémica está servida. ¿Realmente necesitamos creer en seres superiores que nos castigaran si hacemos algo mal, para vernos forzados a ser buenos? O ¿los seres humanos somos buenos o malos por naturaleza?

¿A qué lado nos inclinamos cuando no estamos siendo observados, sin esperar recompensa ni castigo ?

¿Es la creencia en seres superiores, en sí una invención humana para asegurar determinada conducta?

  1. Me parece un tema realmente interesante. Y el experimento parece tan real como la vida misma.

    Besos

    Le gusta a 1 persona

    Responder

    1. Hola Paloma, este tema es tan amplio que se podría estar debatiendo durante mucho tiempo ¿verdad? y seguramente no llegaríamos a una única conclusión ; ). Un abrazo y gracias por comentar. Me alegra que te parezca un tema interesante.

      Le gusta a 1 persona

      Responder

  2. Interesante tema. Yo me atrevería a asegurar que el hombre no es bueno ni es malo por naturaleza. Yo creo que los niños cuando nacen son egoístas por una cuestión de pura supervivencia. Hasta ahí, bien. Luego, más tarde, son educados por sus padres y por la sociedad, y es ahí donde creo que se empieza a montar “parda”. Creo —estoy convencido— de que el efecto de la buena o de la mala enseñanza nos puede haber hecho a todos mejores o peores, pues somos el resultado de una educación, de una cultura, de unos valores. Lo malo, lo perverso, lo peor de lo peor son las contradicciones, las incoherencias a las que se les somete a los niños desde bien pequeños, hasta confundirlos de tal manera que terminan recurriendo al engaño, porque eso es lo que han aprendido. Del mismo modo que dicen los médicos que somos lo que comemos, desde el punto de vista ético somos también lo que aprendemos. Muy buen tema de debate. Un saludo.

    Le gusta a 3 personas

    Responder

    1. Hola. Creo que “somos lo que aprendemos” es una frase muy acertada y comparto contigo el hecho de que las contradicciones en un periodo tan tierno de la existencia lleva a una confusión sobre la identidad de uno mismo. De verdad, muchas gracias por tu aportación, da mucho que pensar en este tema tan denso. Un Saludo.

      Le gusta a 1 persona

      Responder

      1. Me encantan las personas profundas y las reflexiones profundas. Sólo así es posible enriquecerse mutuamente en una actividad que, como ya decía el gran Aristóteles, es la más noble y sublime de las que puede realizar el ser humano: la actividad racional. Sería un placer para mí seguir indagando con vuestra inestimable ayuda en este tema tan denso. Gracias y saludos.

        Le gusta a 1 persona

      2. Comparto lo que comentas totalmente. Un debate con respeto siempre es enriquecedor. Gracias de nuevo por tus comentarios. Un Saludo.

        Le gusta a 1 persona

  3. Muy buen tema de debate. Te felicito por su elección.
    En cuanto a mi opinión, creo que nacemos buenos, limpios, en blanco, pero apenas unos meses después ya hemos desarrollado el concepto de propiedad, y de ahí el egoísmo que todos tenemos.
    No lo considero maldad, lo considero supervivencia.
    En general considero que las pequeñas mezquindades diarias ( mentiras, hacer el paripé, tolerar a alguien porque es más fácil ser amigo que ser enemigo de esa persona, fingir un estado de ánimo) son estrategias de supervivencia y no de maldad.
    Otra cosa sería hablar de violaciones, asesinatos, y abusos tremendos que no implican ninguna supervivencia para las personas que los ejercen sino el sometimiento de otro ser humano , eso sí es auténtica maldad.

    Le gusta a 3 personas

    Responder

    1. Hola. Yo también considero el abuso y sometimiento de otro ser como auténtica maldad, porque como bien dices no son necesaria esas acciones para la supervivencia y en algunas ocasiones las realizan con el único fin de causar daño. Y es que la mente puede ser igual de maravillosa que tremendamente oscura y retorcida. Ojalá hubiera algún método para detectar la maldad y poder hacer algo… bueno gracias por tu comentario y me alegro que te haya gustado el tema. Un Saludo.

      Le gusta a 1 persona

      Responder

  4. Para mí Dios y yo en mi experiencia personal los milagros suceden todos los días … Depende de cada uno , que tanto estás dispuesto a reconocer y a ver

    Le gusta a 1 persona

    Responder

    1. Hola Gloria. Es cierto que parece que todo depende de los ojos que miran… Gracias por comentar.

      Me gusta

      Responder

      1. Si pongan la vista siempre en todo en las personas , en lo,que te rodea y verán que para llegar a algo siempre sucedió alguien o circunstancias que ayudaron.

        Le gusta a 1 persona

  5. En primer lugar saludar a todos los que comentaron y en especial a quien escribió la entrada.. En segundo y fracmentando en dos partes la entrada que esta publicada me gustaría dar mi humilde opinión y punto de vista para este tema, el cual Cónsidero de interes..se pregunta, quien no necesita un milagro? Pienso que todos necesitamos esa emoción, ese sentimiento de esperanza que significa en si un milagro,el cual entiendo por un suceso o acontecimieto que además de parecer ya imposible de suceder, se le agotaron las posibilidades de cambiar el curso o el final que se le esperaba… Creo firmemente que podríamos decir, que, quien no cree en los milagros perdió la esperanza y la posibilidad por más remota que sea, de superar cosas que en principio parecían imposibles…..los milagros existen y están dentro de nosotros mismos. La esperanza y la fuerza que pongamos en los acontecimientos que queramos cambiar, influenciara en lo grande que pueda ser el milagro que nos cabe esperar, ante esa situación de suma importancia en nuestras vidas….Todo ello va ligado al azar, o al destino según lo creyente que seas puedes llamarlo cómo quieras….yo creo que somos energías…. Positivas y negativas por diversas causas que hoy no voy a comentar…. Y creo firmemente, que se nos allanara el camino creyendo q todo es posible… Siendo positivos…. los milagros son tan reales y llegan a suceder, dependiendo de con la intensidad con la que busquemos que un suceso llegue a ocurrir…quizas muchas veces nos bloqueamos en querer una determinada situación…. Cerrando los ojos a otros sucesos que a su vez están ocurriendo al mismo tiempo y a una sola línea de nuestro campo de visión y el truco está en saber observar la situación y aprender a ser felices que quizás a priori no eran las que consideraremos un milagro que sucedieran y sin en cambio son el milagro, la esencia y las grandes oportunidades que rodean nuestras vidas….

    Le gusta a 1 persona

    Responder

    1. Hola, me alegro que te guste la entrada y el tema. Para mí también es muy importante, aunque a menudo tengo sentimientos contradictorios al respecto. Sobre el tema de los milagros estoy contigo en que muchas veces ocurren milagros sin darnos cuenta, y no los valoramos precisamente porque a veces nos somos muy conscientes de nuestras circunstancias y solemos enlatarnos en nuestros problemas personales. Y muchas veces las emociones nos hacen creer (o no) en seres sobrenaturales o ángeles de la guarda que nos protegen ante todo, y a veces, cuando más clarividentes estamos, notamos que podemos controlar las emociones, nos relajamos, pensamos, meditamos… Para llegar a esta conclusión me ayudó mucho el mantra de la compasión que suelo escuchar varias veces al día. Aunque sé que cada persona tiene su mantra, o su método para sobrellevar la vida. Dicho esto, esperemos milagros. ¿Por qué no?

      Me gusta

      Responder

  6. En segundo lugar y pasando muy por encima sobre el tema de los seres superiores creo firmemente que existen pero no del modo que nos contaron…. No están para conceder milagros… Son seres iguales que nosotros que al igual que nosotros a través del tiempo y el espacio evolucionan y aprenden de sus errores … Perfeccionando su esencia, su alma y su existencia…. Todo lo demás sobre el experimente me gustaría añadir que la humanidad creo las religiones para así ser controladas las masas porque a mi parecer lo que demostró el experimento es que en esta humanidad si no existieran las religiones cuales quiera que inventó el ser humano… reinaria el kaos…. Para terminar y respondiendo de una manera global, el ser superior existe y es dentro de cada uno…una versión mejorada,evolucionada de cada uno de nosotros…. Un saludo y felicidades por la entrada

    Le gusta a 1 persona

    Responder

    1. De nuevo muchas gracias por comentar. Me encanta encontrar bloguers como todos los que os habéis pasado por este humilde rinconcito virtual. Yo no sé que creer sobre los seres superiores ¿seres superiores sí?¿seres superiores no? Sea lo que sea, a día de hoy está fuera de mi entendimiento. Además de ser realmente un tema muy denso, que tiene tanto que comentar. Aunque, en el fondo, sí me gustaría que existieran y que fueran todos bondadosos, benefactores… pero claro, el tema se me escapa del entendimiento, como ya he dicho. Un saludo y que pases un buen día.

      Me gusta

      Responder

  7. maikerutenshi 10 Jun 2016 en 22:21

    Hola Gina, otra opinión al respecto? Pues creo que no hay milagros salvo los que decidimos que lo son. Tampoco creo que haya seres superiores ni inferiores, ni siquiera creo que haya seres 🙂 Respecto a los niños, creo que cuando nace un bebé es la experiencia mística del ser, sin clasificar nada, viendo todo lo que ocurre como un “eso”. Luego crecemos un poco y nos condicionan a pensar que somos una línea temporal que parte del pasado y va hacia el futuro, creando así el “yo soy”. Ahí es cuando hacemos trampas, porque creemos que “yo” soy otra cosa diferente al resto de cosas que también son “yo” para cada contínuo experiencial. Un precioso blog, saludos.

    Le gusta a 1 persona

    Responder

    1. Muchas gracias por comentar. Sin duda tienes un punto de vista muy interesante. Estoy muy de acuerdo con el tema de que los niños van siendo condicionados para después sentirse ( sentirnos ) algo diferente al “todo” y no lo somos, somos lo mismo. Sobre los milagros y los seres superiores yo estoy en el punto en el que la razón me dice que no existe tal cosa, pero por otro lado me gustaría que sí existieran. De nuevo gracias por la aportación y que pases un buen día.

      Le gusta a 1 persona

      Responder

  8. Hola Gina. En primer lugar quiero felicitarte sobre el asunto que has planteado, creo que da mucho juego, y es interesante en si, y para debatir. Tras haberlo leído, así como los comentarios que han dejado, creo que todos y cada uno tienen su parte de razón, a mi humilde forma de ver. Lo que yo creo es que aparte de la educación recibida, que cuenta, también hay otra parte que es el carácter y el espíritu de la persona, que le mueve a hacer el bien o el mal. Desde pequeños nos enseñan en diferenciar lo que está mal de lo que está bien, por lo que nos vemos influidos por lo que nos dicen los adultos, pero también existe la capacidad autocrítica de poner en duda lo que nos enseñaron, y ahí es donde actuamos según nos guía nuestro interior. En cuanto a ese experimento, hay que tener en cuenta, que los niños tampoco hubieran actuado igual si se realiza de forma individual, o se realiza estando todos los niños presentes, porque la influencia del grupo también cuenta. Si fuera de forma individual, veríamos que no todos los niños son iguales, ni actuarían de la misma forma, pero en grupo se suele actuar como un rebaño para no ser diferente al resto. Creo que los milagros existen, pero no todas las personas los ven, ya que estamos condicionados por muchos factores, creencias, etc. También creo que existe Dios, lo que ocurre que esto ya entra dentro de tener fe o no tenerla, es decir, creer en lo que no hemos visto con nuestros propios ojos, e incluso algunos viéndolo no lo tienen claro.
    Creo que los seres humanos somos capaces de lo mejor y de lo peor, no es que seamos una u otra cosa, sino que podemos ser las dos cosas a la vez, otra cosa es nuestra forma de actuar, y nuestra voluntad de hacer una cosa o la otra. Creo que nuestros actos los tiene que guiar nuestra conciencia, independientemente de ser creyentes o no en algo, y si por las noches nos podemos dormir con la conciencia tranquila, es decir, de haber hecho el bien a los demás. Y nuestros actos no deberían de depender si somos observados o no por alguien, sino hacerlos con buena voluntad para nosotros y para los demás. Por eso, creo que es fundamental que seamos seres libres, sin depender de ninguna organización, sistema, etc., para que podamos actuar libremente, de forma responsable, y de querer hacer el bien al prójimo porque, recuerdo, vivimos con más seres como nosotros, y nosotros quisiéramos que nos trataran bien también, ¿no? Por eso, actuemos con los demás como quisiéramos que nos trataran a nosotros, haciendo el bien, y pudiendo convivir en este hermoso planeta, que creo que deberíamos cuidar más, y no destruir, para que las generaciones futuras puedan disfrutar de él como hemos podido nosotros. No quiero extenderme más, pero creo que he dejado clara mi opinión. Muchas gracias por el blog, por las personas que lo enriquecen con sus comentarios, y espero que sigamos aportando nuestro granito de arena. Que tengáis un buen día.

    Me gusta

    Responder

  9. Buenos días Fran, gracias por compartir tu opinión y por leer el blog. Este tema es muy amplio, se puede hablar de él durante horas y nunca llegar a una sola conclusión. Lo cierto y lo que vemos día a día, es que no todas las personas actúan de buena fe, si no más bien las personas tendemos al egoísmo o a creernos con derechos por encima de los otros (¿un defecto de fabricación, tal vez, o un método de supervivencia?) Sobre todo cuando no nos sentimos observados… Por ejemplo, si tuviéramos una tarjeta “black” para gastarnos un dinero que no es nuestro y con cierta seguridad de que nadie se va a enterar y que en cualquier caso, no nos va a pasar nada malo si lo demás lo descubren. ¿lo gastaríamos? Seguro que la mayoría sí, y hasta algunos nos auto-convenceríamos de que nos lo merecemos… Y por no hablar de los que diríamos si lo hace mengano que es menos que yo… lo hago yo también… No quiero ser el tonto… etc. Así vamos… De nuevo gracias por leer y comentar, eso siempre me alegra. Un saludo!

    Me gusta

    Responder

    1. Muy bueno Gina, creo que has dado todo un ejemplo. Lo que ocurre que yo todavía pienso, quizá sea algo ingenuo o utópico, que de entre 100 personas, podría haber alguien con algo de honradez, para denunciar lo que viera que era algo totalmente inadmisible. Que tuviera integridad, que no dependiera de nadie, o simplemente que no temiera nada, pero lamentablemente vivimos en un mundo en el que no nos permite ser plenamente libres para poder actuar sin condicionantes, con miedo a perder algo, o simplemente por justicia. Si no tenemos una serie de valores, ¿hacia dónde va esta humanidad?, ¿no crees que de alguna manera nos estamos suicidando? Creo, sinceramente, que por la forma de actuar de los humanos nos dirigimos al final de la humanidad, entiéndase el final de la raza humana. ¿Nadie va a hacer algo para que no nos lancemos al precipicio? Creo que si todos actuamos como lo has descrito en tu comentario, nos vemos abocados a ello. ¿Qué nos salvará de tal desastre? Aquí, quizá la respuesta tendría que ver con Dios, si es que se salva alguien. En fin, creo que has puesto el dedo en la llaga, y ahí está la cuestión. Ojalá, se pueda llegar a una solución antes de que sea demasiado tarde. Por el bien de los que todavía creen en algo.
      Gracias a ti, y en la medida de lo posible procuraremos alegrarte más.
      Un saludo!

      Le gusta a 1 persona

      Responder

      1. A mi me gusta pensar, que en determinado momento, encontraremos un sistema de convivencia eficiente en el que se premie la honradez y una serie de buenos valores, en el que dinero en sí, deje de ser tan deseado… Sabes, por una extraña razón, que no alcanzo a definir, estoy segura que la humanidad encontrará la forma de seguir hacia adelante. Un Saludo

        Me gusta

  10. Gina, me parece estupendo tu optimismo, y ojalá así sea. Sólo que yo no soy tan optimista, y creo que para que las cosas cambien, tiene que haber un interés real en caminar hacia esa dirección, pero si existen otro tipo de intereses que priman más, no sé si se logrará. Pero, por mi parte estoy de acuerdo en tus buenos deseos. Y sinceramente, creo lo la única razón que podría llevar a eso es el AMOR, con mayúsculas. Creo que es lo único que nos podría salvar. Gracias por tu respuesta, y que se cumplan tus deseos.
    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    Responder

    1. Igualmente, que se cumplan tus deseos Fran! Saludos

      Me gusta

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: