Escritora de acuarela

La “estrategia” de escritura creativa a la acuarela o al óleo se llaman así por como actúa el artista en cada caso.
El otro día descubrí que soy una escritora de pintura al óleo, esto es así porque, el artista de la pintura al óleo debe esperar a que la mano anterior se haya secado antes de añadir nuevos colores, de un modo análogo yo acostumbro a escribir mis relatos en sucesivas “manos”, es decir, que hago un borrador y trabajo sobre él hasta completar definitivamente la obra.

Lo malo es que, de una “mano” a otra pasa demasiado tiempo, de ahí que se me hayan acumulado dos relatos diferentes sin terminar todavía.

También soy una escritora a la acuarela, sobre todo cuando escribo pequeños cuentos o relatos cortos. Es así, porque la acuarela es una pintura más ágil, que se resuelve en pocas pinceladas, buscando una versión definitiva a la primera, lo que lleva a sopesar cada “pincelada” y en aceptar el conjunto final. O en todo caso, romperlo todo y volver a empezar.

Anuncios

El otro día descubrí que soy una escritora de pintura al óleo, esto es así porque, el artista de la pintura al óleo debe esperar a que la mano anterior se haya secado antes de añadir nuevos colores, de un modo análogo yo acostumbro a escribir mis relatos en sucesivas “manos”, es decir, que hago un borrador y trabajo sobre él hasta completar definitivamente la obra.

Lo malo es que, de una “mano” a otra pasa demasiado tiempo, de ahí que se me hayan acumulado dos relatos diferentes sin terminar todavía.

También soy una escritora a la acuarela, sobre todo cuando escribo pequeños cuentos o relatos cortos. Es así, porque la acuarela es una pintura más ágil, que se resuelve en pocas pinceladas, buscando una versión definitiva a la primera, lo que lleva a sopesar cada “pincelada” y en aceptar el conjunto final. O en todo caso, romperlo todo y volver a empezar.

Así que, los escritores arquitectónicos y de enladrillado, que también los hay, suelen ver en mis procedimientos o estrategias una suerte caos encapsulado, del que dicen “no puedo asegurar un buen resultado”, y tal vez tengan razón. ¿pero lo pueden hacer ellos con sus procesos sistemáticos y sus etapas de planificación enladrillada?.

Yo creo que no.

En mi opinión en lugar de escribir novelas deberían hacer temarios para las oposiciones o cosas similares, ya que tanto les gusta lo establecido y lo toman como norma.

De hecho, creo que lo ideal es una estrategia mixta, es decir, si un día te sientes escritor/a al óleo te vas a darle unas pinceladas a tu “cuadro” y otros días quieres escribir una “acuarela” sueltas algo como esta reflexión.

(Estas estrategias sobre los procedimientos de planificación de textos fueron descritos por primera vez en 1993 por el profesor Daniel Chandler)

 

  1. una escritora a la acuarela…… me gusta esa definición¡¡¡¡

    Le gusta a 1 persona

    Responder

    1. Debo de reconocer que a mí también me gustó esa definición. Aunque no todo de lo significa… es difícil dar por terminado un texto a la primera. Un Saludo

      Le gusta a 1 persona

      Responder

  2. Lo ideal es una estrategia mixta sin duda, pero no el mismo texto, si no podría quedar un poco raro al aplicar tantas estrategias diferentes en la misma idea. Creo que por regla general cada artista aplica al menos dos estrategias diferentes en sus creaciones literarias, o dejémoslo de 2 a 3, ya que me identifico con casi todas las estrategias propuestas. Quizá el enladrillado sea lo que más lejos tengo… Abrazos

    Le gusta a 1 persona

    Responder

    1. También habrá quién las utilice todas. Hay escritorxs prolíficxs que lo mismo escriben de esto que de aquello, aplicando diferentes procedimientos y utilizando varios seudónimos. Que ya quisiera yo… Un abrazo enorme

      Le gusta a 1 persona

      Responder

  3. Nunca había pensado en la escritura usando esos símiles. La verdad es que es una manera muy original de ver al acto de escribir bajo esa luz y, claro está, coincidimos en que la mejor vía es la intermedia, sin duda alguna.

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    Responder

    1. Supongo que quien se gane la vida escribiendo, tal vez pueda verse inmerso en todas esas estrategias e incluso invente alguna propia. Yo, por mi parte, encuentro muy difícil cambiar de estrategia aunque no tenga grandes resultados. Un abrazo y gracias por pasarte por mi rinconcito

      Le gusta a 1 persona

      Responder

  4. Siempre hay algo que aprender. Sobre todo, de los que saben mucho. Una exposición para digerir en sorbos. Genial.

    Le gusta a 1 persona

    Responder

    1. Hola, me alegra que te haya gustado la entrada. Es verdad que siempre hay algo nuevo que aprender, ya depende de nosotros el hacerlo o no. Un saludo.

      Le gusta a 1 persona

      Responder

  5. La belleza de la acuarela estriba en su espontaneidad, como el texto que has escrito.
    Gracias y un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    Responder

    1. Opino lo mismo sobre la acuarela. A veces lo espontáneo hace que las palabras salgan a borbotones, mientras que de otra manera se habrían perdido en el tiempo. Un abrazo.

      Me gusta

      Responder

  6. Se puede decir también que escribimos según nuestro estado de ánimo y que a veces somos ordenadas y otras caóticas. Lo que me gusta de escribir es que puedo establecer diálogos conmigo misma como si fuese diferentes personas, aunque claro está que es mejor dialogar con personas reales, es decir fuera de una misma. Es más enriquecedor 😊

    Le gusta a 1 persona

    Responder

    1. Por supuesto, yo cuando más escribo es cuando estoy triste o descontenta. E imagina que puedo escribir en esos casos… pues creete que a veces lo que mejor he escrito a surgido en esos momentos. Podíamos decir en “acuarela”. Sin embargo, los demás ejemplos no se me dan nada bien, lo reconozco. Debo mejorar y dedicarle más esfuerzo porque si no, no termino el “cuadro”

      Le gusta a 1 persona

      Responder

      1. Eso de no terminar el cuadro no te lo puedes permitir, vale? Termina todo lo que empiezas a alguien le gustara empezando por ti misma

        Le gusta a 1 persona

  7. Me encantó ese juego dialéctico entre las diferentes disciplinas. Yo podría definirme por un acercamiento tangencial; en lugar de considerarme una técnica me aventuro con una escuela: en mi caso sería una forma de impresionismo abstracto. Puro caos. En general veo que lo mejor es ser un escritor al óleo; ya que no hay nada peor que arrepentirse una vez que el texto ya está impreso. Pero ese caos del que hablaba me hace ser, muchas veces, un escritor a la acuarela, ya que los plazos me obligan a trabajar contra reloj.
    Debería cambiar, lo sé, pero bueno… uno es así, pura abstracción.

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    Responder

    1. No debes cambiar. Considero que hasta ahora lo haces muy bien, así que sigue con la abstracción. Aunque de vez en cuando n o viene mal cambiar de estrategia para, tal vez, descubrirse mejor a un@ mismo/a. Abrazo.

      Le gusta a 1 persona

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: